Los conos Powerslide están hechos de material LLDPE duradero, pero flexible y bastante pesado. Gracias a los recortes están «aprobados para tormentas» y se mantendrán en su lugar.